1 año más, 20 kilos menos

Antes pesaba 113 kilos y ahora peso 93. ¿Cómo lo he conseguido? (esto parece uno de esos anuncios de dietas milagro).

 

Hace ya casi un año, durante un reconocimiento médico de empresa, me detectaron diabetes tipo 2. En ese momento me di cuenta que mi vida requería un cambio de actitud. Llevaba muchos años acarreando un sobrepeso poco saludable y una actividad física muy pobre. Yo he sido seguidor asiduo de dietas durante gran parte de mi vida, y de todas ellas la única que realmente me funcionó alguna vez fue la clásica y temida hipocalórica (esa que recomiendan los médicos y que a nadie le gusta). 

 

A todos nos gustaría adelgazar de forma rápida, segura e irreversible y sin pasar hambre pero, seamos serios, esa dieta no existe. Le pese a quien le pese. Una dieta baja en calorías tiene para mi dos "peros": el primero es que el menú que te da el endocrino impreso en un papel suele ser aburrido y la gente, por norma general, no sabe adaptarlo a sus gustos. Y además, en mi opinión, se sigue abusando de los hidratos de carbono.

 

El segundo es que debemos convertirnos en unos expertos en pesar alimentos y contar calorías. Esto, hace unos años, era una pesadilla (lo digo con conocimiento de causa). Había que calcular la ración y buscar en libros o tablas las calorías equivalentes... Uffff!!. 

Afortunadamente estamos en la era tecnológica 2.0 y hay herramientas que nos facilitan ese trabajo. Para ayudarme al control de calorias encontré la página web FatSecret, que además tiene una serie de Apps para diferentes sistemas operativos y dispositivos móviles. Dicha web contiene la base de datos de alimentos y productos procesados más grande que jamás haya visto. Incluye productos de muchas marcas, incluso las de marca blanca, de los principales supermercados españoles. Cada alimento con su composición. Además permite llevar un control del ejercicio físico y del peso.

Como veis, mi dieta no ha estado reñida del todo con la cerveza. Algún capricho tenía que tener, que para eso soy "homebrewer".

Pero voy a dejarme ya de rollos y vamos al grano. Es decir, a lo que he yo he hecho para poder escribir hoy esta entrada en la web. Y para ello voy a plasmarlo en forma de lista...

  1. Al partir de una diabetes tipo 2, se acabó el azúcar (que por otra parte, ni falta que hace). Pero no sólo la del café, sino todos los azúcares ocultos en determinados productos. Me refiero a la bollería industrial y a otros alimentos procesados que la incluyen (os soprendería leer las etiquetas de muchos alimentos). En el café, a veces uso estevia o tagatosa.
  2. Respecto a los hidratos de carbono, he dejado prácticamente de comer pan (sólo lo tomo por las mañanas y lo más integral posible). También he limitado al máximo la pasta, el arroz y las patatas. Algunas veces los incluyo en el almuerzo en forma de legumbres. Y por la noche, nada de nada.
  3. Devoro verduras como si no hubiera un mañana. Y frutas también (menos plátanos, melón y otras frutas con alto contenido en azúcares).
  4. Sobre las carnes, como de todo. Afortunadamente mi colesterol es lo mejorcito que tengo. Eso si, pesando las raciones.
  5. Las grasas, intento que sean de las buenas (mono y poliinsaturadas). Aceite de oliva virgen extra, pescados azules, aguacate, nueces, etc... Suelo tomar quesos (con moderación) y un yogur casero riquísimo que hace mi mujer, por las noches.
  6. No bebo refrescos ni zumos comerciales. Tampoco es que los bebiera antes. Como decimos en mi entorno: "sólo tomo bebidas milenarias; agua, vino y cerveza". Por supuesto, también con moderación.
  7. Cuando como fuera de casa intento elegir platos ligeros (pescados a la plancha) con ensalada de guarnición. Y agua para beber.
  8. A parte de todo lo anterior, salgo a caminar y/o correr casi todos los días de la semana, durante una hora. Empecé caminando rápido y ahora alterno con carreras. Para mi es fundamental combinar la alimentación con el ejercicio. La mejora es increible. No uso ascensores para nada y muchas veces, en lugar de coger el autobús, voy andando.

 

En fin. Esta es mi pequeña historia. Adelgazar no es fácil, pero merece la pena.

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© notengothermomix.es