La ciencia se come - Taller de gastronomía para diabéticos

El pasado viernes 21 de abril tuve la oportunidad de colaborar en un taller de gastronomía para diabéticos organizado por la Escuela de Enfermería Salus Infirmorum y que se desarrolló dentro del programa de actividades de "La ciencia se come", jornada gastro-científica organizada por la Universidad de Cádiz.

 

El taller estaba dividido en cuatro mesas, cada una dedicada a una grupo de alimentos o a una técnica de cocina. La idea era enseñar al público que se acercaba que, para un diabético, hay muchas opciones de comida sana. Quizá la frase que más llamó mi atención fue la que nos dijo uno de los voluntarios al saber que íbamos a impartir ese taller: "¡Qué bien!. ¡Cocina para diabéticos!. ¡Ensaladitas buenas!"

 

Ahí centramos nuestros esfuerzos. En explicar a los asistentes que la comida para un diabético no debe ser ni tópica ni triste.

Las mesas estaban divididas de la siguiente manera:

  • Espesantes alternativos a la harina
  • Verduras. Otra forma de prepararlas
  • Harinas integrales
  • Cocina al vacío/baja temperatura

Para ello, se prepararon unos trípticos para repartir a los asistentes donde se indicaban algunos datos prácticos así como recetas de cocina. Más abajo tenéis esos trípticos.

Espesantes alternativos
triptico espesantes.pdf
Documento Adobe Acrobat [581.0 KB]
Cocinando vegetales
triptico vegetales.pdf
Documento Adobe Acrobat [504.5 KB]
Fibra y salud. Harinas integrales
triptico integrales.pdf
Documento Adobe Acrobat [455.5 KB]
Técnica Sous-Vide (al vacío)
triptico baja temperatura.pdf
Documento Adobe Acrobat [419.4 KB]

En la mesa de los espesantes se elaboró una salsa verde espesada con goma konjac en lugar de con harina. Luego esa salsa servía para la mesa del vacío y la baja temperatura, en la que elaboramos un lomo de bacalao en su jugo.

 

En la mesa de los vegetales se explicaron técnicas para elaborar espaguetis de calabacín así como el uso del vapor para cocer verduras. Y en la mesa de las harinas integrales se dieron a degustar diferentes panes hechos con varias harinas.

 

También se elaboró una bechamel que llevaba harina de garbanzo. Esa bechamel fue la salsa que acompañó a los espaguetis de calabacín.

Aquí os dejo algunos momentos de la jornada, que fue intensa y muy satisfactoria.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© notengothermomix.es