Sardinas en salazón

Esta es una receta sencilla para convertir esas fabulosas sardinas que hemos encontrado en el mercado en un aperitivo de categoría. Podemos tomarlas en aceite o acompañarlas con pan y un poco de salmorejo, mayonesa, pisto o cualquier otra guarnición que os apetezca.

Ingredientes:

 

  • 1 kilo de sardinas
  • sal para hornear
  • aceite de oliva virgen extra

 

 

Limpiamos las sardinas bien, quitándoles las escamas y las tripas. Yo las metí en sal tal cual, con cabeza y enteras, aunque es preferible sacar los lomos porque cuando las saquéis de la sal se habrán secado y os costará un poco más.

 

En un recipiente amplio ponemos una cama de sal y luego disponemos las sardinas unas junto a otras. Cubrimos con sal. Repetimos estos pasos hasta terminar con todas las sardinas. Por último debemos poner una capa de sal que las cubra bien.

 

Metemos el recipiente en la nevera y lo dejamos un par de días. Pasado ese tiempo las sacamos de la sal y las lavamos bien con agua. Las secamos con papel de cocina y las conservamos en otro recipiente con aceite de oliva virgen extra.

 

¡Listas para consumir!

Metiditas en aceite, una vez pasados dos días de reposo en sal

Una rebanada de pan, lomo de sardina y un chorrito de AOVE

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© notengothermomix.es